El Arroz Negro: orígenes y curiosidades

A algunas personas puede que les eche para atrás su color, pero no hay duda de que el arroz negro es uno de los platos más deliciosos de la comida española… y si es de Espaella, lo es aún más. Por eso, hoy vamos a indagar un poco más en él.
El arroz negro se puede degustar a lo largo de toda la geografía española. Pero es típico de ciudades y pueblos del litoral mediterráneo como por ejemplo Gerona, Castellón o Torrevieja.
Hablemos un poco de su preparación. Tradicionalmente se cocina con gambas, mejillones y calamar, de hecho, es la tinta de éste la que se utiliza para darle su color característico a este plato. La tinta, que se encuentra en unas bolsas ubicadas entre las barbas del molusco, le aporta más que su tonalidad al arroz y también influye en su sabor dándole un ligero toque salado muy agradable.
Pero ¿cómo surgió este arroz? La verdad es que sus orígenes son un poco misteriosos. En Italia se prepara un plato similar, el tradicional Riso al nero di seppia, que quizás sea el predecesor del Arròs Negre catalán que, aunque actualmente se hace con tinta de sepia, originalmente adquiría su color con un sofrito muy oscuro.
Sin embargo, en España hay constancia de que en el siglo XVIII ya se utilizaba la tinta de diferentes variedades de calamar para cocinar, por lo que tampoco podemos saber si el riso italiano inspiró el nuestro o si la idea de oscurecer el arroz con este líquido marino fue producto de la inventiva española.
Es decir, que lo único que sabemos es que no sabemos cómo se creó el arroz negro. Afortunadamente, al comerlo su sabor es tan delicioso que borrará de nuestra mente todas las preguntas que tengamos al respecto y no podremos pensar en ninguna otra cosa más que en disfrutarlo.
Si tú también quieres incluir este plato de lujo en tu carta, ponte en contacto con nosotros y ¡descúbrelo!