Ingredientes clave: Responsabilidad y sostenibilidad

Las tendencias aparecen y muchas de ellas, desaparecen. Este comportamiento es extrapolable a muchos ámbitos: moda, música…y por supuesto, gastronomía y alimentación.

AZTI  ha identificado las tendencias de consumo mundiales para la innovación alimentaria que mayor impacto van a tener en los próximos años.

Una de las que resuenan con más fuerza es la de alimentación de proximidad. Desde hace años la preocupación por el cambio climático, la contaminación o el desgaste de los recursos van calando en el pensamiento de la sociedad. Esto ha provocado que gran parte de los consumidores se vayan concienciando y se estén volviendo más exigentes. Ya no solo demandan sabor, precio y calidad sino productos que sean sostenibles, que si no mejoran las cosas al menos no las empeoren: pescados, carnes, hortalizas de proximidad.

Este tema es un asunto primordial de organismos internacionales como Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). El pasado 14 de octubre en Roma, en un acto que coincidió con el día Mundial de la Alimentación nombraron a Valencia Capital Mundial de la Alimentación en 2017. Esta ciudad española será el centro del debate para la consecución de un objetivo vital: cambiar los hábitos alimentarios en las grandes ciudades hacia unos más sanos y sostenibles.

En Espaella somos conscientes de que es de suma importancia trabajar acorde a estos objetivos y por tanto en la elaboración de nuestros platos, la sostenibilidad es un elemento clave. Cada uno de los ingredientes que utilizamos es importante. Así como el lugar del que provienen. Por eso nos preocupamos por escoger las mejores materias primas: como el arroz bomba de la Albufera de Valencia, esencial en una buena paella; las verduras más frescas de la huerta española; y las carnes y el marisco de primera que nos ofrecen nuestros productores nacionales.

Si te interesa saber más sobre nuestros productos de quinta gama y nosotros, estaremos encantados de que hablemos